Esta joven empresa surge con la intención de reactivar el sector vinícola en la capital histórica del Maestrat, Sant Mateu.

Como objetivo se marcaron el de mostrar al visitante lo que en su momento fue uno de los motores de la economía comarcal: la vid.

El Museo y Centro de Interpretación del Vino de Sant Mateu es la antigua y rehabilitada cooperativa, hoy propiedad de Bodegues Besalduch Valls & Bellmunt, que permite hacer revivir al visitante los sistemas enológicos que se utilizaban hace más de cuatro décadas así como sus túneles y cavas, haciendo de ella una de las bodegas de vino más grandes de toda la Comunidad Valenciana, llegando a vinificar más de 6 millones de litros en una temporada.

Además del Museo, también ofrecen packs y visitas guiadas en sus viñedos, centralizados en su totalidad en la finca de les Llomes, ubicada en Sant Mateu, donde se miman en sus 12 hectáreas las variedades de Macabeu, Tempranillo, Merlot, Syrah, Sauvignon Blanc, Moscatell, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Garnacha tinta. Disponen además de una finca de pruebas en la finca de La Coma, donde existen muy distintas variedades y se estudian la adaptación de cada una de ellas.

¿Os animáis a hacerles una visita?