En Mas de Rander ya estamos preparando la bodega porque la vendimia es ya inminente. La uva debe ser recogida en su momento óptimo de maduración, y esto requiere un trabajo muy intenso, ya que el intervalo de tiempo que transcurre en la recogida es fundamental para la calidad del vino resultante.

Un factor importante para la decisión está en manos de la meteorología, ya que las lluvias y tormentas pueden llegar a retrasar el momento de la cosecha, y por otra parte hay que vendimiar lo más rápido posible para evitar la indeseada presencia de brotitis, la cual es favorecida por las humedades en el racimo.

Este año, como ya viene siendo habitual en la bodega, la vendimia se realizará de forma mixta, es decir un 30% a mano y un 70% a máquina, para ajustar al máximo la maduración de la uva. Hoy en día, la opción de la vendimia a máquina es mayoritaria (en Francia alcanza el 70%), ya que la tecnología de las vendimiadoras permite una calidad óptima sin dañar la planta.

Vendimia a mano en Mas de Rander

Las vendimiadoras más habituales tienen el sistema de sacudida lateral: las bayas se separan del racimo gracias a una energía mecánica aplicada a ambos lados de la planta. Los granos de uva caen sobre unos recipientes que la transportan hasta la tolva. La uva llega a la bodega y pasa a la despalilladora para quitar los pocos restos de hojas que pueda haber y entra a la bodega a los pocos minutos de ser recogida totalmente limpia. Esto aporta una serie de ventajas:

• La vendimia a máquina nos permite realizar la vendimia de la parcela en muy poco tiempo, ajustando al máximo la fecha adecuada de recogida.
• Es más económica que la recolección manual.
• Permite la recolección por la noche, lo cual resulta de gran interés de cara a partir de una materia prima a menor temperatura.

Pero el tipo de vendimia en muchas ocasiones viene determinado por la plantación del viñedo. Una plantación tradicional en vaso, por ejemplo, hace imposible la vendimia a máquina. En Mas de Rander, todo el viñedo se proyectó teniendo en cuenta esta opción de vendimia y por ello, todo está plantado en espaldera, con unas pendientes adecuadas y un espacio suficiente para maniobrar la máquina.