El Concurso «Catavinum World Wine & Spirits Competition», organizado por Catavinum en Vitoria-Gasteiz (España), ya ha publicado los resultados de la cata de vinos y licores, y nos llena de satisfacción comunicar que el “Odisea Roble 2016”, elaborado en la Cooperativa de Viver, ha sido galardonado con la medalla de plata en la categoría de vino tinto con barrica.

Esta distinción premia a vinos intensos y complejos en aromas, con cuerpo alto, bien equilibrado y muy persistente.  Las medallas, se otorgan en función de la puntuación obtenida en una cata a ciegas. Así, en función de la puntuación obtenida, se pueden obtener las siguientes:

  • Medalla de Gran Oro: de 95 a 100 puntos.
  • Medalla de Oro: de 89 a 94 puntos.
  • Medalla de Plata: de 80 a 88 puntos.

En el siguiente enlace puedes ver el diploma obtenido por el Odisea Roble 2016, y también puedes consultar el resto de galardonados en la página oficial del CWWSC: http://cwwsc.net/esp/resultados.html

Se presentaron un total de 3123 vinos procedentes de Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Bulgaria, Canadá, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Grecia, Israel, Italia, Jordania, Malta, México, Nueva Zelanda, Perú, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Sudáfrica y Turquía.

El  CWWSC, tiene como objetivo la difusión de la cultura de los vinos y licores. Se pretende potenciar la producción y elaboración de vinos y licores de calidad a través de la orientación a los consumidores y profesionales sobre la calidad de los vinos premiados.

ODISEA ROBLE 2016

Este vino es una edición limitada, ya que sólo se elaboran 6000 botellas al año. Esto significa que tiene una selección de uvas muy trabajada y una elaboración muy cuidada, casi mimada, para buscar el mejor vino posible.

Se presenta en una botella de 75 cl.

Nota de Cata:

Posee un color rojo granate brillante, y conserva las tonalidades violáceas de su juventud en el ribete. Capa alta. Lágrima abundante.

Nariz muy afrutada. Moras, arándanos y otras frutas rojas maduras.

El aporte de la barrica aparece con notas especiadas de romero y tomillo, dándole un carácter balsámico, frutal y muy mediterráneo.

Ataque fresco en boca, entrada afrutada y buen cuerpo. Carnoso y estructurado con un tanino marcado y poderoso. Equilibrado, con un postgusto intenso y frutoso.